domingo

CoRSaRiO De LoS MaReS :+




"El Evangelio de este domingo también nos habla de un paralítico.





La parálisis hace que el enfermo no pueda desarrollar su vida en todas sus facetas y posibilidades.







El paralítico del Evangelio se ve limitado en muchos aspectos e incluso en cosas que sí puede hacer, necesita de la ayuda de los demás. Necesita la ayuda de los demás para poder acercarse a Jesús, y superar los obstáculos que le impiden hacerlo.Él busca la curación porque quiere llevar una vida normal, ser independiente, ser libre de toda atadura y sufrimiento y llevar a cabo el proyecto de su vida por él mismo.







Jesús le ofrece, en primer lugar, el perdón de sus pecados. Para los judíos la enfermedad y sufrimiento era fruto del pecado, Por eso Jesús entiende muy bien de dar primero el perdón de los pecados.







Lo segundo que le ofrece es la curación de su enfermedad es la manifestación de la salvación que Jesús viene a ofrecer. Él viene a renovar y a salvar a toda persona, y eso es lo que quiere que entiendan.Nosotros, aunque no nos damos cuenta también estamos paralíticos. Son muchos los aspectos de nuestra vida que están paralizado por diferentes causas:



- El miedo que no nos deja ser nosotros mismos, lo que sentimos y necesitamos expresar, como personas. Miedo que incluso nos impide amar.



- El egoísmo paraliza nuestra atención a los demás y el preocuparnos e interesarnos por todas sus cosas.



- El orgullo paraliza nuestra capacidad, tanto de perdonar como de pedir perdón.- La avaricia paraliza nuestra generosidad y solidaridad.



- El materialismo paraliza nuestra dimensión sobrenatural de nuestra vida y la búsqueda de los bienes eternos.



- La pereza y la comodidad paralizan nuestra capacidad de hacer el bien que podemos y de crecer, avanzar y mejorar en todos los aspectos de nuestra vida.



- La soberbia, la autosuficiencia, nos hacen pensar que nos bastamos a nosotros mismos, que no necesitamos de nadie, y paralizan nuestro deseo de Dios.Se podría hacer una larga lista, pero lo importante es darnos cuenta de nuestras parálisis en la vida de cada uno, es la única forma de que pueda nacer en nosotros el deseo de curación y de acercarnos a Jesús para que nos cure.








Y Él nos ofrece, ante todo, la curación de nuestro pecado, porque es ésa la causa de tanta parálisis y de tanto sufrimiento en nuestra vida y en la de los demás.Como el paralítico del Evangelio, quizá también nosotros necesitamos que nos ayuden para acercarnos a Jesús y superar los obstáculos y dificultades que se nos presentan."



-eL PeReGRiNo RuSO-



De MiS PaRáLiSiS... LiBéRaMe JeSúS!

:x

4 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Sí Señor. Sánanos de nuestras enfermedades para que podamos servirte y no seamos tan inútiles.

Besitos, Luis, gracias.

Elinge dijo...

Hola Soy+pequeno:

Si realizas los actos de piratería con tanto acierto y beneficio, creo que habrá que darte una Pequeña Patente de Corso.

soy+pequeno dijo...

Gracias GueRReRa.

JeSúS eUCaRiSTíA eS MéDiCo y MeDiCiNa

1 besín :D

soy+pequeno dijo...

Gracias ELiNGe.

HaY PoSTs eN eL FiRMaMeNTo q SoN 1 TeNTaCióN Si eSCRiBeS 1 BLoG aTaCaRíA Tu eSTReLLa ToDoS LoS DíaS Tío!:P